sábado, mayo 03, 2008

piensas al humo


piensas y te consumes
a la velocidad de l a marihuana
piensas y te debilitas
al sonido de las llamas
piensas y te esfumas
al humo de la mañana
piensas y te destruyes
al fuego de tu nirvana

2 Comments:

Blogger Griselle said...

CIERO, PERO A VECES NO HAY FRENO PARA ELLOS, COMO POSEIDOS INVADEN CADA CELULA DE TU CONCIENTE Y TRISTEMENTE DEL SUBCONCIENTE.

11:18 p. m.  
Blogger Tony said...

¿Leíste "Ciudades desiertas" de José Agustín?... también me alejo de lo tibio, prefiero cualquiera de los extremos.

2:57 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home