viernes, abril 20, 2007

monólogo de los frívolos


aquí estamos, dejándonos llevar
abrazando el instante intensamente
sin saber de mañana ni consecuencias
aferrados a esa paz de alma que intercambiamos
mudos, en tinieblas, con la voluntad pasmada
absortos por las sorpresas de la otredad
ñoños, felinos, suicidas, ociosos, egoístas
queriéndonos no queriéndonos pero queriéndonos
plácidos ante el reflejo de nuestras presencias en el otro
perdiendo el tiempo mejor ganado del mundo
piel, aliento, saliva, cerebros, dientes, uñas, gónadas
exterminándonos ante el mundo y los nuestros
pensando en esto que ni sabemos nombrar
ofreciéndonos los cuellos con la mayor frivolidad

3 Comments:

Blogger Yetriz said...

Debe ser pasión lo que no saben nombrar. Debe ser hambre de caricias, de compañía y de placer.

1:34 p. m.  
Blogger el pozo de tales said...

pa mí, noños, es una palabra perfecta.

abrazo.
x

10:58 p. m.  
Blogger Glifo said...

"queriéndonos no queriéndonos pero queriéndonos"

diablos!!!

par de cervezas y una buena conversación se hacen absolutamente necesarias...

6:13 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home