jueves, febrero 22, 2007

confesándome con tu naturaleza



adoro besar las dunas de tu espalda
extraviarme en los montes de tus muslos
sumergirme en el lago de tu boca
abrazarme a las olas de tu pecho
quemarme en el sol de tus ojos
refugiarme en las ramas de tus brazos
conducirme al viento de tus manos
y encontrarme en la cúspide de tu falo

2 Comments:

Blogger Angel Matos said...

El viaje de la carne cuando el cuerpo es campo y espacio abierto para lo deseos y las sombras habitan los espacios en que se copula las palabra y el deseo de la piel se hace inevitable.

2:37 p. m.  
Blogger ~Blue Angel*~ said...

wow todo un poema digno para estar junto a los escritores del romanticismo y naturalismo!

12:16 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home