domingo, mayo 07, 2006

domingos al sol



vaya, otro domingo
cuanto silencio y calor
no hay playa que moje
ni película de terror


nombres vaguean la memoria
pero el cansancio los disipó
es tan aburrida la melancolía
que ni el dolor acarició


es otro domingo al sol
adornado de telarañas
el hastío saturando los pulmones
la paz sofocando las entrañas


bendito sea el séptimo día
en el que dios descansó
dejándonos trabajar el suelo
masturbados en un colchón

2 Comments:

Blogger ~Blue Angel*~ said...

En verdad es tan malo el ocio??
Se que nos hace pensar y pasar tiempo reflexionando...y a veces eso asusta. No se q prefiero un stress q me haga quere morir o el aburrimiento.

11:31 p. m.  
Blogger Glifo said...

Yo por lo general maldigo los domingos, por lo mismo que tú los bendices. Me gustó mucho el poema.

El word verification de este comentario está bn curioso:

qncvd

algo así como ¿quién se vende?

8:30 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home