viernes, noviembre 18, 2005

Karma... ha regresado


Era él, le reconocí inmediatamente
regresó,
era de esperarse
mi alma lo llamó cada noche
mi espíritu debió enloquecerlo con mis llantos
ha regresado a liberarse de mis reclamos.
Qué distinto ahora que le veo,
después de todo, no sé si le deseo
pero habré de alimentarme de su escarmiento
mientras mi cuerpo lo convierte en su prisionero
por su infamia, quedé mortalmente hambrienta
por su injuria, mi piel quedó sedienta

Esta vez pagará gran precio
dolor mayor que el mío deberá afrontar
le llenaré de besos de desprecio
le enviciaré con la miel de mis pechos
para gozosamente de ellos obligarle a alejar

1 Comments:

Blogger Glifo said...

Que viva el poder de la femeneidad!!! Lo dejarás subyugado.

10:58 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home