domingo, noviembre 06, 2005

Bésame




Sade,
niño de teta,
no sabe lo que es lujuria
jamás podría comprender tal grado de excitación
jamás tendría la oportunidad que me brindas...
besarte!

Bésame,
enciéndeme,
provócame
con un beso desnuda mi alma,
penetra con tu orgásmica lengua mi boca,
para que baile con la mía la más erótica danza.
Inyéctame con tu saliva,
el más poderoso antibiótico
combate la infección de la cordura
elevándome con tus besos
al paraíso infernal donde habitan
los más sicodélicos y profundos deseos.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home